TRABAJADORES POBRES – PENSIONISTAS MISEROS. Sacar a los trabajadores de la pobreza y garantizar las pensiones de hoy y de mañana.

Hay que sacar a los trabajadores de la pobreza y garantizar las pensiones de hoy y de mañana.

Con la reforma laboral los salarios decrecen cada año y la amenaza de exclusión social se extiende entre los trabajadores en activo condenandolos a la miseria cuando sean pensionistas. Es necesario subir los salarios comenzando por el SMI.

Desde que nacemos casi un tercio de los ciudadanos podemos estar condenados a la EXCLUSIÓN SOCIAL. La Reforma Laboral y de Pensiones nos llevan a un sistema que ha creado una situación estructural que nos conden a ser Pensionistas míseros pasando por Trabajadores pobres.

El efecto combinado de Reforma Laboral y Reforma de Pensiones nos ha dejado en esta dramática situación 27,9 % de ciudadanos en Riesgo de Pobreza y/o Exclusión Social. El crecimiento económico no significará una mejora en las condiciones de los trabajadores y pensionistas ya que las reformas conforman una estructura de precariedad, ya lo estamos comprobando que lleva incorporado también el crecimiento de la precariedad y el riesgo de Exclusión-Pobreza.

El Indicador AROPE suma a las estadísticas de Riesgo de Pobreza elementos de Exclusión social en ciudadanos que manifiestan carencias o quejas sobre necesidades básicas o de empleo. En él vemos que casi un tercio de los menores de 16 años están en situación de Riesgo de Pobreza y que cuando lleguen al mercado de trabajo la Reforma Laboral con sus trabajos en precario, trabajo becario, tarifas planas y sueldos insuficientes les mantendrá en el margen de la exclusión social.

Por fin cuando lleguen a pensionistas las bajas cotizaciones de la Reforma Laboral y la Reforma de las pensiones con sus cláusulas de revalorización por debajo del IPC, el alargamiento del cálculo de la pensión, la reducción de los complementos a mínimos, el coeficiente de sostenibilidad o de probabilidad de vida, el aumento de la edad de jubilación…. Les llevará a ser pensionistas míseros hasta que al menos el porcentaje en riesgo de exclusión sea casi un tercio de la población.

Las Reformas de Pensiones y Laboral impiden soluciones reformistas. Vemos que ni siquiera comenzando a aplicar el IPC a salarios y pensiones obtendríamos una salida de riesgo de pobreza, solo obtendríamos perpetuar la situación actual y hasta empeorarla ya que las reformas seguirían actuando en los otros ámbitos, bajando las pensiones y las condiciones laborales. Se hace necesaria la derrogación de las reformas para encarar las soluciones

Son también necesarias unas medidas de choque como condición previa a abordar realmente los problemas de empleo y distribución del beneficio del trabajo. Nos engañan cuando dicen que el crecimiento económico nos devolverá a la situación anterior, no es cierto, la situación actual es estructural y permanente con las condiciones actuales que crean las reformas laboral y de pensiones porque las perpetúan. Ya lo estamos viendo el aumento del PIB solo significa para los trabajadores disminución de salario y aumento de la precariedad. La disminución del desempleo solo aumenta el número de ciudadanos en riesgo de pobreza por la Reforma Laboral.

Desde que nacemos casi un tercio de los ciudadanos podemos estar condenados a la EXCLUSIÓN SOCIAL. Las Reformas Laboral y de Pensiones nos llevan a un sistema que ha creado una situación estructural que nos condena a ser Pensionistas míseros pasando por Trabajadores Pobres.

Debemos reaccionar y luchar para impedirlo exigiendo:

  • Supresión de la Reforma Laboral y la de Pensiones.
  • Implantar El Salario y Pensión Mínima de 1.080€, como medida de choque y condición previa para comenzar a revestir esta situación.

Publica: Web Marea Pensionista de Font de la Guatlla Magoria. (25-05-2017)