Exigimos una Ley de Igualdad Salarial: A Igual Trabajo – Igual Salario.

 

 

Por mucho que se diga que no hay desigualdad en la ley, las Estadísticas del propio Estado y de las Comunidades Autonómicas desmienten a las leyes y a las normas de igualdad salarial y de oportunidades.

Hasta cinco paquetes de normas, legislaciones y planes son desoídos y no aplicados por los mismos que los crearon, desde lo privado a lo público. Las empresas y hasta las Administraciones o Empresas públicas no dudan en recortar los salarios de las mujeres o discriminarlas en aras de sus beneficios o en recortes presupuestarios.

Leyes y normas como:

  • La Constitución.
  • El Estatuto de los Trabajadores.
  • La Ley de Igualdad (2007).
  • Los convenios colectivos.
  • Los Planes de Igualdad de las propias Empresas.
  • El Tratado de la Unión Europea.

¿Que debería abordar esa ley?

  • Declaración de que a igual trabajo igual salario.
  • Ley que recoja sanciones para el incumplimiento de la igualdad salarial. Estas sanciones deberían contemplar el pago de lo sustraído a la mujer trabajadora por brecha salarial.
  • Obligación de que las empresas informen de los salarios.
  • Acceso claro de la Inspección de Trabajo a las empresas para determinar las situaciones de discriminación y de contratación.
  • Poner en los convenios controles para los complementos salariales que las empresas hacen fuera de convenio y son unas de las claves para la brecha salarial.
  • Control de los trabajadores de todas las promociones internas en la empresa.
  • Establecimiento por el Gobierno de Estadísticas concretas de seguimiento sobre la Brecha Salarial en las mujeres.
  • Por supuesto que se cumplan las leyes que ahora no son efectivas o no se cumplen.
View Fullscreen